En primer lugar, decir rotundamente que se trata de un mito.

Contexto

Antiguamente se utilizaban los antibióticos, aparte de para tratar infecciones bacterianas, como promotores del crecimiento de animales, incluyéndolos en su alimentación. Estos promotores del crecimiento ayudaban a engordar a los animales, evitando que los animales tuviesen enfermedades que pudiesen retrasar su crecimiento, haciendo que llegasen al peso requerido para la venta en el menor tiempo posible.

El 1 de enero de 2006 entró en vigor en la Unión Europea una norma que prohíbe la comercialización y el uso de antibióticos para este fin.

Esta decisión se debe a la llamada «resistencia a los antimicrobianos», es decir, bacterias resistentes a los antibióticos suministrados, de forma que éstas no se eliminan, y las infecciones son más difíciles de combatir.

Límites máximos y tiempo mínimo de espera

El límite máximo de residuos (LMR) es la concentración máxima de un residuo de una sustancia farmacológicamente activa que puede permitirse en los alimentos de origen animal.

El tiempo de espera es el período de tiempo necesario entre la última administración del medicamento veterinario a un animal y la obtención de productos alimenticios de dicho animal, garantizando que esos productos alimenticios no contengan residuos en cantidades que superen los LMR.

Hoy en día, los residuos de medicamentos en los alimentos están muy controlados. De hecho, en un informe de la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) publicado en 2019, señalizaba que de todas las muestras estudiadas (710.839 muestras), un 0,31% de ellas sobrepasaban los niveles máximos de residuos establecidos.

Con otras palabras, esto quiere decir que un 99,69% de las muestras no sobrepasaban los límites máximos de residuos establecidos.

Al suministrar cualquier fármaco a los animales, los veterinarios tienen que añadirlo al libro de registro de la explotación y tenerlo disponible durante 5 años como mínimo, con la siguiente información:

  • Fecha de examen de los animales
  • Identificación del propietario
  • Número de animales tratados
  • Diagnóstico
  • Medicamentos prescritos
  • Dosis administradas
  • Duración del tratamiento
  • Tiempos de espera recomendados

Como se puede observar, la presencia de residuos de medicamentos en los alimentos es mínima.

Bibliografía

European Food Safety Authority. (2018, 13 junio). Veterinary drug residues: non-compliance remains low. https://www.efsa.europa.eu/en/press/news/180613

Entra en vigor la prohibición de los antibióticos como promotores del crecimiento en la alimentación animal. (2005, 22 diciembre). European Commission. https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/IP_05_1687

Reglamento (CE) Nº 470/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de mayo de 2009, por el que se establecen procedimientos comunitarios para la fijación de los límites de residuos de las sustancias farmacológicamente activas en los alimentos de origen animal

Directiva 2001/82/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de noviembre de 2001, por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos veterinarios

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: